fbpx

Enfoque fotográfico:

Retrato de chica3

¿Cuál es la intención de tu foto?

En la fotografía, el enfoque puede parecer uno de los temas más sencillos. Muchos fotógrafos amateur piensan que sólo basta con que la imagen no esté totalmente desenfocada o borrosa, pero vale la pena dedicarle más tiempo y atención a este tema tan importante: los errores fáciles de cometer al principio y las maneras de jugar con el enfoque para crear efectos visuales interesantes.

¡Compartimos algunos puntos relevantes!

Usuario @laloaldaz

Lo más importante: la intención

El enfoque de la cámara funciona como nuestra atención: en un mundo lleno de millones de cosas que ver, nuestra mirada se dirige a lo que más nos interesa para verlo con mayor nitidez y detalles. Entonces, ¿en qué te quieres enfocar y por qué? ¿Qué historia quieres contar al enfocar, por ejemplo, las manos del sujeto y no otra parte de su cuerpo?

Dos errores que puedes cometer: tomar fotos sin intención, sólo por tomarlas y acumular cierta cantidad, o tener clara la intención pero no utilizar los aspectos técnicos de la fotografía que te ayudan a cumplir tus propósitos, como querer tomar una foto de una mujer que disfruta su café sin enfocar (mostrar con nitidez y claridad) la taza de café.

Si trabajaras para una marca de café con propósitos publicitarios, esa foto sería rechazada enseguida. ¡Nunca olvides la intención!

Usuario @ShavaCueva

La profundidad de campo

No podemos hablar del enfoque sin hablar de la profundidad de campo: la parte de la imagen que aparece nítida y definida (si quieres profundizar un poco más en este tema, te recomendamos este artículo: Fondo borroso o fondo nítido: la profundidad de campo). La profundidad es inseparable del enfoque porque cuando enfocamos un objeto, lo que realmente estamos enfocando es la distancia o área en el espacio.

Esto significa que si enfocas una taza de café (hoy sólo puedo pensar en café, lo siento) sobre una mesa, también se enfocarán los otros objetos que están en la misma distancia/área en la mesa. Por esa razón, aprender a controlar la profundidad de campo te ayudará a enfocar correctamente lo que te interesa.

Usuario @jesanflos

¿Modo manual o automático?

La verdadera pregunta es ésta: ¿El fotógrafo o la cámara decidirá en qué enfocarse? Al principio nos cuesta un poco abandonar el modo automático, pero este modo nos limita porque la cámara generalmente se enfocará en el objeto más cercano.

Eso puede funcionar para algunas fotografías más sencillas pero eventualmente, si deseas experimentar y tomar diferentes decisiones de enfoque y composición, preferirás la libertad que te ofrece el modo manual al controlar las lentes de tu cámara.

Una vez que aprendas a elegir tu enfoque con intención, a controlar la profundidad de campo y otras funciones de tu cámara, serás capaz de generar los efectos estéticos que definirán tu estilo fotográfico y podrás adaptarte a los requerimientos de cada tipo de fotografía: retrato, arquitectónica o de paisaje, publicitaria o artística. ¡Diviértete y muéstranos tu evolución!

Fuente

Bitnami