fbpx

Planos: la posición de la cámara y su impacto emocional

foto de barco7

En el artículo anterior (Planos fotográficos y su importancia en la fotografía de retrato) hablamos de los planos relacionados con la proporción del modelo o elemento principal en la imagen. Ahora nos toca describir los que dependen de la posición de la cámara y cómo puedes aprovecharlos para generar un impacto emocional.

¡Compartimos 5 tips!

Plano cenital

Todos los planos fotográficos están relacionados con el cine, y los mejores directores los usan con intención para generar una emoción particular en la audiencia. El plano cenital, por ejemplo, es el que se logra colocando la cámara encima de la escena, el modelo u objeto que nos interesa, y nos puede hacer sentir como fantasmas o espías que observan la situación/historia sin ser parte de ella.

Como fotógrafo, puedes usarlo de una manera similar o con intenciones estéticas: es un plano muy popular en la fotografía de comida.

Imagen con plano cenital de una mujer frente al mar.
Usuario @ShavaCueva

Plano picado

Para tomar una foto con plano picado, la cámara también debe estar arriba del sujeto o la escena pero de una manera menos directa. Imagina, por ejemplo, la perspectiva de una persona que mira hacia abajo desde un balcón.

También puedes usarlo de forma más sutil en los retratos, alzando ligeramente la cámara para que el modelo mire hacia arriba (lo que agranda los ojos y achica el cuerpo) o al fotografiar algún objeto (como un vaso sobre la mesa) desde el punto de vista subjetivo de una persona. Eso puede agregar interés en una imagen que sería muy plana.

Imagen con plano picado de un trago con hielo.
Usuario @arje

Plano normal

El plano normal se consigue cuando la cámara está al nivel de los ojos del sujeto o a la altura del objeto que queremos fotografiar. En el caso de los objetos, una imagen con plano normal puede transmitir estabilidad. Aunque también puede transmitirla en los retratos, todo depende de la expresión del modelo: puede ser amigable, seductora, confrontacional, etc.

Retrato de una mujer fumando en la naturaleza.
Usuario @CesarB

Plano contrapicado

Por obvias razones, el plano contrapicado es común en la fotografía arquitectónica. Igual que el plano picado, este plano puede ser marcado o sutil: primero considera tu intención (la emoción que quieres generar) y luego decide qué tan sutil quieres ser.

Al posicionar la cámara debajo del sujeto u objeto, puedes transmitir la fuerza, el poder o la autoridad de la figura. Mientras más marcado es el plano, más dramático es el efecto y la figura se verá amenazante.

Retrato con plano contrapicado de una mujer joven.
Usuario @Fournames

Plano holandés

El plano holandés es poco común porque es difícil obtener buenos resultados con él. Por su falta de balance y estabilidad, se usa en el cine para mostrar el estado mental de los personajes: locura, confusión o caos. Úsalo sabiamente cuando quieras comunicar movimiento y dinamismo.

Retrato con plano holandés de un hombre con la cara cubierta.
Usuario @NK.

Un buen ejercicio es fotografiar al mismo modelo, objeto o escena con los diferentes planos para notar cada efecto emocional y estético. Al hacerlo, te darás cuenta de su impacto: la próxima vez que quieras tomar una foto “triste” o “feliz”, la expresión facial del modelo no será tu único recurso para comunicar el mensaje.

Fuente

Bitnami